FUENTE ITALIA, la fuente del barrio

Este es un dato que quiero compartir con todos quienes gustan de comer rico y en un lugar agradable. Sobre todo para los niños!

Es un lugar que recomendó hace algún tiempo @minrebolledo a quien sigo hace algún tiempo en redes sociales. Casi siempre que sigo sus consejos quedo maravillada y esta no fue la excepcion.

Elegimos con unos amigos este lugar para una junta casual, en donde compartimos personas que no nos veíamos hace bastante tiempo. Él restoran queda en Av. Condell justo cuando desde Sucre se da la vuelta hacia el norte. Tiene estacionamientos afuera y si van temprano no hay problema en encontrar uno cerca.

Resecamos mesa para 14 persona pero solo llegamos 11. No hubo probemos con esto porque el Garzón que era muy amable dispuso las mesas para que cupiéramos todos. Como no nos gustó la disposición (somos un poco complicados) las juntamos varias veces hasta que quedamos casi todos como en una mesa redonda. Para los niños ofrecen sillas de bebé amplías en donde mi hija de dos años quedo súper cómoda. Nos ofrecieron bebidas, cervezas artesanales y lo mejor de todo: jugos de fruta natural (no pulpa súper azuacarada) y más aún mejor para las niñas (3 que nos acompañaban) unos vasos preciosos con tapa y bombilla. Eso sí que me encantó porque es típico que traen un jugo gigante, en vaso gigante y seguro que mi hija lo derrama encima de ella, de la mesa o de alguno de nosotros. O sea, pensaron en todo.

 
 Al momento de comer la oferta principal es sanguches. Estaban todos exquisitos. El precio que se paga por ellos lo vale por el tamaño y por la calidad.

Hay menú de niños pero nunca lo pido para mis niñas porque siempre son vienesas o algún procesado. Papas fritas si les pido porque como yo no preparó con frecuencia es su momento de comer. Les pedí una mechada al plato repartida en dos platitos, porción de vegetales salteados que pidió mi hija mayor y una porción de papas fritas. Todo rico. Yo me pedí una vienesa dinámica solo por antojo y con eso más el picoteo con mis hijas quedé bien. Para finalizar me tomé un té Dilmah para el cual me llevaron una tetera y me ofrecieron más agua en caso necesario.

 
  
Eso con la comida, para la típica “fuente de soda” superó todas mis expectativas. El precio no es de los más baratos pero es excelente.

Y siguiendo con mi obsesión de restaurantes amigos de los niños estos señores tienen una antesala de baño con mudados y muchos peluches y juguetes. Las niñas los sacaron sin problema y jugaron tranquilas en una mesa contigua (no ocupada obviamente, había poco público) al restoran. Solo quieren volver de nuevo.

 
Conclusion: si quiero un sanguche rico y pasar un momento agradable y tranquila como mamá, voy segura a “LA FUENTE  ITALIA”

www.fuenteitalia.cl

Con cariño

Nati

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *