LOS TERRIBLES DOS

Ni la emesis (nauseas y vómitos) del embarazo, ni el trabajo de parto ni la lactancia inicial, son tan difíciles como “los terribles 2″Es difícil encasillar a tus hijos en un prototipo o compararlos con otros. Siempre he crecido que los niños no son comparables porque cada uno vive y aprende a su ritmo y cuando me dijeron que mi hija pasaría por “los terribles dos”, no lo creí. Si incluso en inglés la traducción es igual.

Pero, por que los niños viven esta etapa?? Después de armarme de mil millones de partículas de paciencia, leído un montón de libros al respecto y observando el comportamiento que han tenido mis dos niñas a esta edad, he llegado a la conclusión de que pasan por esto porque justo en los dos años, ya no son ni guaguas ni tampoco son niños. Es como la adolescencia. Tal cual. Entonces tratan de expresarse como niños y bebes a la vez. No tienen un lenguaje completo por lo que les es difícil hablar para pedir cosas, pierden paciencia constantemente y empiezan con las pataletas ya que no es más que una reacción exagerada ante la frustración. Y ahí se encuentran con nosotros que como somos seres humanos imperfectos, tenemos la idea de que ellos nos deben obedecer sin cuestionarse y que debemos someterlos y en este tira y afloja, ambos perdemos la paciencia y en ocasiones terminamos gritándonos mutuamente, el niño – bebé y la madre o el padre no pueden entenderse.

   Les quiero decir, eso si, que esto pasará. Yo con mi primera hija pensaba que estaba poseída por algún ser maligno y que su personalidad seria si toda la vida. Milagrosamente, pasados los dos años y medio, su personalidad comenzó a dar un giro enorme. Paulatinamente se fue convirtiendo en una niña dulce, conforme mejoraba su vocabulario empezó a hacer menos pataletas, a enojarse menos a expresar con palabras si se sentía triste o enojada. Ahora a sus cuatro años igual a veces pierde el control, pero en el año los acontecimientos me caben en los dedos de una mano. Hay que tener fe y reeducarse. A mi me gusta mucho porque siempre quiero someterla, que me haga caso, que obedezca. Pero la persona civilizad que hay dentro de mi me frena y doy un respiro, les pido opinión, les pregunto por sus gustos, la trato con amor y en general es capaz de pedir las cosas de buena manera y si se enoja, no hay escándalo de por medio. Ella ya tiene 4 años. Recién mi segunda hija cumplió 2. Aquí vamos de nuevo, por lo menos ahora tengo la ayuda de mi hija mayor, que la comprende mejor y en varias ocasiones logra calmar ansiedad y rabia de su hermana mas chica. No se si a otros padre les pasara esto, pero tengo fe en que después de la tormenta llega la calma y que la naturaleza proveerá en mi y en mi esposo paciencia para entenderla, cuidarla, educarla y sobretodo amarla hasta el infinito y mas allá. TÍPS PARA SOBRELLEVR ESTA EDAD -hablar al niño con palabras completas, con buen vocabulario. -no descalificarlo en publico ni reírse de él (he visto que padres hacen eso) -darles opciones, por ejemplo te quieres poner la polera roja o la amarilla?? No más de dos opciones porque si no, abren ellos el cajón del clóset y se forma el caos. -explicarles con palabras y en positivo siempre, por ejemplo, no decir, vámonos del parque, nos tenemos que bañar y acostar!! sino vamos a la casa a jugar con los muñecos en la tina mientras te bañas? Suena más atractivo y nos ahorrará la pataleta. -no gritar. Y aquí tengo Magister de gritona, pero cada vez me controlo más. Si tu gritas, ellos gritan, así de simple. -No enojarse. Si ellos ven que mamá o papá resuelven todo enojándose, harán lo mismo. -jugar y prestarles atención a sus juegos. -no mentirles. No inventar cosas que ellos después saben y descubren que son mentiras. -si se instauró una pataleta, no forcejear, solo ver que no se haga daño y acompañar hasta que pase. Ellos solos después se dan cuenta e incluso piden disculpas por su comportamiento. En ese momento solo un abrazo y decir te entiendo, estás enrabiado pero trata de no perder el control, yo estoy aquí, sana cualquier pena que tengan. -no decirles tampoco a todo que si, que entiendan que todos los seres humanos tenemos límites y que no puede comerse una barra de chocolate completa porque se enfermara y además no tendrá para después. -no castigar. Es siempre mejor conversar con ellos aunque tengan dos años su cerebro entiende, solo que no se pueden expresar bien. Es mejor llegar a un acuerdo, como por ejemplo, si compartes con tu hermana, mañana iremos en familia al parque a andar en bicicleta. Compartir es muy hermoso, hazlo tú también. Ojo, que los niños también vean que nosotros mismos no somos egoístas, porque sino nuestro argumento pierde validez y eso ellos lo captan de inmediato. -contar cuentos o ver algún video en donde la familia resuelva algún conflicto de forma civilizada, eso los ayuda porque ven el problema desde afuera. No me gusta que mis hijas vean tele, pero si lo hacen, estoy ahí para comentar los monos o simplemente para cambiarla si el que están viendo no me gusta lo que enseña. En este caso me encanta Peppa Pig, porque es una familia que lo pasa bien con cosas cotidianas, respetan el valor de la familia y resuelven conflictos siempre de la mejor manera. Me declaro fan de Peppa y de amar nuestros niños como si fueran lo que son, la perpetuación de nosotros mismos, de nuestra especia en la tierra, en la vida. Amor, respeto y comprensión mutua, esa es la clave.

Yo sigo trabajando, tratando de mejorar cada día.

Con cariño

Nati

One thought on “LOS TERRIBLES DOS

  1. Que bellas palabras y gracias por compartir tu vivencia … Espero usarlas cuando me toque a mi ! Te quiero mucho y fuerzas jajaajajajaja … Cariño … Pame

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *