PESTO DE ALBAHACA

Insisto en que hay que aprovechar el verano para disfrutar de las ricas verduras que nos provee, porque después en invierno nos baja el antojo por ejemplo, por comer PESTO y resulta que en el supermercado nos cobran por un frasquito 3 Lucas. Con esta receta puedes mantener tu PESTO refrigerado hasta por 4 semanas y en el congelador por un año.

Entonces, cuando te vengan ganas de hacer una rica pasta lo descongelas y listo! Nada más rico.

Yo hice 3 frascos grandes pero estos no los voy a congelar porque no alcanzarán a durar las 4 semanas, mi familia es fanatica y lo usamos en reemplazo de la mantequilla o para la pasta.

Hay miles de recetas de PESTO, pero hay algo que nunca debe faltar en él: la albahaca, el aceite de oliva y el ajo. Todo lo demás es a gusto del consumidor. La sal, la pimienta, nueces, piñones, maní, almendras, etc. Este de la foto tiene lo siguiente:

-3 matas de albahaca

-200cc de aceite de oliva extra virgen

-4 dientes de ajo

-sal de mar

-1 taza de nueces

Primero, deshojar todas las matas de albahaca. A los niños les encanta este trabajo, así que además son una entretención para ellos. Yo uso hasta las flores.

Poner las hojas en un colador y este dentro de una fuente. Si tienen centrífuga de verduras, aún mejor.

Llenar con agua y agregar 3 gotitas de cloro. Dejar reposar 5 minutos y luego enjuagar hasta que el agua salga absolutamente transparente. Colar y centrifugar.

Procesar todos los o grsdienes juntos hasta formar una pasta. Guardar en un frasco esterilizado, (como esterilizar un frasco AQUÍ) y cubrir con una capa de aceite de oliva. Cerrar y guardar.

Agrégalo a tus sandwiches, ensaladas, pastas o pizzas y disfruta su exquisito sabor!!

Con cariño

Nati 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *