SALSA DE TOMATES EN CONSERVA 

Después de mucho investigar, conseguí hacer salsa de tomates casera y meterla a un frasco para conservarla. Debo advertir es harta pega y hay que tener mucha minusiosidad sobre todo con la limpieza porque es súper fácil que un frasco se contamine y si lo abrimos para comer y encontramos cualquier atisbo de contaminación, por más mínimo que sea, debemos desechar todo el contenido. Esto es muy importante: nunca, nunca pero nunca se debe consumir una conserva que tenga moho por encima o algún olor extraño o cualquier cosa extraña. Las consecuencias pueden ser graves.

Afortunadamente siguiendo todos los pasos es poco probable que pase algo malo, pero ojo, deben ser súper minusiosos.

INGREDIENTES Y UTENCILIOS

-3 Kg de TOMATES maduros pero en buen estado

-2 frascos de vidrio grandes con sus tapas

-ramas de orégano, albahaca, dientes de ajo pelados, pimienta entera, sal de mar

-1 olla grande

-1 paño de cocina

-una olla mediana

-cuchara de madera

-sal de mar

Para empezar, hay que tener frascos de vidrio limpios y contadas en buen estados, sin coloración ni peladuras por dentro.

Estos deben lavarse primero como cualquier vajilla con esponja y lavalozas, luego se enjuagan y se lavan con agua clorada. Por último se enjuagan bien y se ponen en una olla con agua hirviendo por 5 minutos. Después de eso se sacan con ayuda de una pinza y se dejan secar solos. Jamás se secan por dentro, solo los sacudimos y ya. “No se meten las manos dentro del frasco”, las tapas las podemos dejar en el agua hasta ser usadas.

PREPARACION DE LOS TOMATES

Yo uso cualquier tomate de oferta Maduro. Pero es ideal tener tomate con menos contenido de agua y pepas, como el “perita” o “pomarola”. Lo importante es lavarlos bien bajo el chorro de agua. Luego, se pelan. Hay dos formas de pelarlos:

1) hacer un corte en la base del tomate en forma de cruz, luego suoergirlos por 30 segundos en agua hirviendo, sacarlos y sumergirlos en agua fría. Retirar la piel.

2) la que yo uso. Poner los TOMATES en una bandeja para horno y dejarlos a 180 grados hasta que la piel este arrugada. Pelar.

Después de pelarlos, se licúan. Esto se puede hacer en una licuadora o con minipimmer o pasarlos por un pasapuré.

En lo personal, no me importa que tenga proa la pulpa. Así que la dejo.

Luego los pongo en un colador muy fino para quitar el exceso de agua. Uso un colador y sobre este un paño donde vierto el tomate licuado.

Pongo la pasta en una olla y la dejo hervir al menos 30 minutos hasta obtener consistencia de salsa. Agrego los aliños, una cucharadita de sal y cierto la salsa en los envases, caliente. Muy importante que sea directo de la olla al frasco. No meter dedos dentro del frasco.

Poner las tapas y cerrar pero no tan apretado.

Poner en una olla grande el paño de cocina y agua. Cuando hierva, poner los frascos sobre el paño de cocina y dejarlos hervir durante 10-15 minutos.

Pasado el tiempo, sacarlos del agua, asegurar bien las tapas y dejarlos boca abajo sobre un paño hasta que estén completamente fríos.

Se conservarán todo el año. Es harto trabajo pero vale la pena comer una salsa rica y natural.

Con todo mi cariño y esperando que toda esta información sea útil,

Nati

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *