SOPAIPILLAS PASADAS

on

ESPAÑOL (para inglés mira más abajo)

Las sopaipillas pasadas son un plato típico de la comida chilena, un plato muy antiguo que data desde que tengo uso de razón… Básicamente es un masa que flota en una salsa dulce a base de azúcares. La magia está en encontrar el equilibrio perfecto entre el salado de la sopaipilla y el dulzor de la deliciosa sopa caliente que la contiene.

Para esto, hay que tener claro que la masa necesita de los mejores ingredientes y de un reposo de al menos una hora. Este plato, no puede faltar en ninguna casa decente si afuera hace frío y sobretodo si llueve. En mi casa esa es la ley: si llueve, sopaipillas seguras.

Para unas 20 unidades de sopaipillas, necesitamos:

-3 tazas de harina blanca.

-1/2 Kg de zapallo camote

-sal de mar

-1/4 taza de aceite de maravilla

-1 cucharadita de levadura instantánea

-Aceite para freír

Para la salsa

-300g de chancaca. Aquí yo recomiendo utilizar PANELA, que es The Real Chancaca del mundo. Es en base a puro jugo de caña de azúcar y su sabor es insuperable. Si no puedes conseguir, puedes hacerlo con Chancaca Deliciosa, que es una mezcla de azúcares varios y es más fácil de encontrar.

-4 tazas de agua

-Una naranja

-1 rama de canela

-2 clavos de olor

-2 cucharadas de fécula de maíz (Maizena)

PREPARACIÓN

Lavar, pelar y picar el zapallo en cubos. Ponerlo en una olla con agua y una cucharada de sal de mar. Hervir hasta que esté blando. Colar, sin eliminar el jugo de cocción y en un palao, moler muy bien con un tenedor. Reservar.

En un bowl grande poner la harina y hacer un hueco en el centro. Incorporar el aceite y la levadura. Mezclar. Incorporar el zapallo y amasar. Si está muy seca la masa, ir agregando agua de la cocción del zapallo. Es importante que agua y zapallo estén tibios, no hirviendo para no recocer la masa.

Hacer una masa elástica y en un bowl previamente aceitado, dejarla reposar durante al menos una hora.

En una olla, poner 4 tazas de agua y 300g de panela. Si la panela es sólida (hay en polvo también), primero hay que rallarla para que sea más fácil disolverla. Agregar cáscaras de la naranja, canela y clavos de olor. Mezclar bien y llevar a ebullición por 10-15 minutos. En media taza de agua disolver la Maicena y agregarla a la preparación. Dejar hervir otra vez revolviendo sin parar, hasta que espese. Remover las cáscaras de naranja, canela y clavos de olor. Reservar el líquido.

Tomar nuevamente la masa y disponerla sobre una superficie enharinada, estirándola con el uslero. Cortar círculos con un molde o vaso, según el tamaño preferido y freír en abundante aceite vegetal caliente. Sacar y escurrir sobre papel absorbente. Luego, sumergirlas en la sopa y dejarlas reposar.

Antes de servir, recomiendo calentar las sopaipillas en su jugo.

Acompañadas de un té o mate, es imposible pasar frío en este invierno.

Con cariño,

Nati

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *