4 imperdibles de la ruta del vino en distintas estaciones (Valle de Colchagua)

Yo no sé ustedes, pero a mi me gusta el vino. Es cierto que es un gusto súper adquirido, cuando niños no nos gusta (excepto a mi hija chica que muere por oler la copa), pero con el tiempo comenzamos a sentir su aroma y sabor particular e incluso a encontrar esos olores y sabores que dice la botella. Siento que no hay una buena comida si no se acompaña del este rico brebaje. Y si la ocasión es especial, creo que amerita gastar unos buenos pesos en una botella.

Read more