TORTA SELVA NEGRA VEGANA

A pedido de una amiga vegana hice esta torta que quedo bastante rica en esa versión.

Mientras más vamos cocinando, más afinamos la mano para conseguir mejores resultados y si bien esta torta no quedó “perfecta” se notó que fue mi mejor intento.

Para 20 personas, necesitamos un molde de bizcocho de 24 cm. Si tenemos dos moldes aún mejor y sus son desmontables mejor todavía.

Los forramos con papel mantequilla y los reservamos.

INGREDIENTES

Para el bizcocho

-4 1/2 tazas de harina blanca

-1 taza de cacao en polvo

-4 cucharadas de polvo de hornear

-3 tazas de azúcar o panela

-1 taza de aceite de maravilla

-4 tazas de agua fría

-1/4 taza de vinagre de manzana

-4 cucharadas de esencia de vainilla

Para el relleno

-800mL de crema vegetal para batir bien fría

-300g de mermelada de frutos rojos

-1 lata de cerezas en almíbar

Primero, precalentar el horno a 180 grados.

Poner todos los ingredientes secos en un bowl: harina, polvos, cacao, azúcar. Mezclar bien.

En otro bowl poner los húmedos: agua, aceite, vinagre y vainilla. Mezclar bien.

Verter los líquidos sobre las harinas y mezclar con batidor manual hasta que no hayan grumos.

Dividir la mezcla en los dos moldes  antes empapelados y hornear por 20-30 minutos hasta que este dorado arriba y al meter un palillo de madera en el centro este salga seco.

Dejar enfriar completamente. Yo prefiero hacer los bizcochos en la noche y rellenar en la mañana.

Batir la crema a velocidad alta hasta que esté bien montada.

Emparejar los bizcochos con un cuchillo panadero sobretodo en la superficie. Abrirlos por la mitad cada uno. Moler las migas sobrantes y reservar.

Poner en una base firme (puede ser el fondo del molde) la cara de bizcocho más lisa. Poner una película de mermelada cuidando de no llegar muy al borde (yo dejo 1cm más o menos) y que no esté muy abultado al centro.

Mojar con almíbar la otra cara del bizcocho y ponerla encima. Poner crema, emparejar con mezquino y enterrar en ella algunas cerezas.

Mojar la cara que viene con almíbar y ponerla encima.

Repetir el procedimiento con la mermelada. Mojar el último bizcocho y poner encima.

Con un rápido y seguro movimiento, poner la base de la torta (en este caso una bandeja plástica que encontré en Cherry Chile) y girarla de modo que en la superficie quede el lado más liso.

Poner crema sobre toda la torta, rellenando especialmente los laterales. Poner una capa de crema en toda la superficie.

Cubrir con las migas de bizcocho los laterales. Con una manga pastelera hacer “besitos” en todo el borde con la crema y en el centro poner cerezas.

Refrigerar al menos 4 horas.

Con cariño

Nati

Nati

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *